5 tips para ahorrar en casa

Hay varias formas de reducir los gastos en casa y apartar ese dinero para otras cosas que realmente necesitas. Por eso, te damos 5 tips para que puedas ahorrar en casa. Tal vez estos cambios no se vean reflejados de inmediato, pero pueden hacer que tu dinero rinda más.

1. Debes llevar una vida sencilla.

Sí, lo sabemos, no es algo fácil de hacer porque por naturaleza los humanos siempre queremos más y más. En el caso del hogar, hay quienes les gusta comprar cosas que ya tienen o que no necesitan, como por ejemplo los aparatos de ejercicio que sólo se usan un mes y ahora sirven de perchero, las múltiples consolas de juegos que yacen arrumbadas, la máquina para rizar el cabello que jamás supiste usar, etcétera. Compra sólo aquello que estás seguro(a) que vas a utilizar. 

2. Mide los servicios de renta y no pagues por lo que no utilizas.

¿Cuántas veces te ha pasado que sales de casa y dejas la luz de tu cuarto encendida o, sin querer, dejas la llave del agua goteando? ¿Cuántas veces se te ha olvidado apagar el calentador de gas cuando sales de tu casa por varios días? Aunque no lo creas, son servicios que te cuestan mes con mes y si los utilizaras debidamente podrías percibir un ahorro en tus recibos.

Por otro lado, hay veces que contratas servicios que no utilizas al máximo como servicios de televisión de paga, la línea telefónica que nunca contestas porque tienes el celular, entre muchos más. Si no los utilizas puedes darlos de baja para evitar pagar por algo que no ocupas.

3. Repáralo tú mismo.

Actualmente es muy fácil reparar todo pues es fácil encontrar infinidad de tutoriales por internet que pueden sacarte del apuro: desde instructivos para cambiar una llave o un fregadero, hasta los pasos para reparar la chapa de una puerta. Las personas que hacen esos trabajos relativamente fáciles pueden cobrarte desde quinientos hasta mil pesos, cantidad que puedes ahorrarte.

4. Compras de mayor volumen generan más ahorro.

Te sale más barato comprar un galón de jabón líquido que litros de la misma marca. Lo mismo con el papel higiénico, limpiadores, etcétera. Además, se trata de productos que, en general, tienen una caducidad mayor a un año.

5. Conserva las garantías y calcula la vida útil de tus aparatos.

Aunque no lo creas, conservar las garantías puede ahorrarte dinero, ya que si le pasa algo a tu aparato eléctrico, éste puede ser reparado sin costo e inclusive pueden ser sustituido por uno nuevo y no tendrías que comprar otro. Hay garantías que van desde los 6 meses, como las de los electrodomésticos, hasta 5 años, como en el caso de algunas lavadoras.

La imagen se compone por una fotografía, ésta se conforma por una mano que está tapando un frasco redondo, el cual se encuentra lleno de monedas, a un costado del frasco se encuentra un montón de monedas.

 


ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRAS REDES
Twitter
Banco azteca. Aprende y crece
SELECCIONA TU PAÍS
cerrar